Seguidores

lunes, 5 de septiembre de 2011

Conocer no es conceder.

Siempre he pensado que las calzadas son demasiado anchas para poder caminar por ellas en toda su extensión. Y jamás vi colores que no existen en tu luz y tampoco pienso que intentase engañarme a mí misma, pero los trozos de tu consciencia ya se han consumido.
Y miles de susurros y berrinches pero el viento sigue callado, apaciguado. Cuatro besos en la mano y un grano de arena por cada desagrado.


                                   Se juntaron dos buenos.                              








1 comentario:

Florencia dijo...

¿Cómo hace la gente para escribir cosas tan lindas? A veces no me lo explico.

.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...