Seguidores

martes, 6 de diciembre de 2011

Periplo.

                                                                                       


Por pericia o supervivencia. Por estrés y las negligencias de aquellos ojos grapados por la tenue luz de la inherente injusticia. Por sublevar palabras que no merecían a penas un bostezo. Por inculcar creencias y determinaciones a la cognición inocente. Débiles, por la fuerza de sus libelos.
Y las maravillas degradan su fulgor, con pausada estancia en el tiempo, igual que la luz de las estrellas que ya muerieron.

Acaeció que Adán se cansó de que le retrataran con ombligo y no más que una simple hoja como abrigo.

6 comentarios:

Anne dijo...

Puede que tarde un poco en contestar, pero es que no dispongo de demasiado tiempo.


Pero contestaré todos los comentarios, gracias. :3

TORO SALVAJE dijo...

Con lo bien que le quedaría un frac...

De todo nos cansamos.
Hasta de la felicidad.

Besos.

Juan Ojeda dijo...

Sabernos débiles por la fuerza de todo aquello que dentro nuestro huele a mariposas (a crisálida); es una gran verdad, da muchas grietas leerla, grietas de las que uno luego se busca de madrugada, se busca las flores que quedaron en las hendijas.

Un fuerte abrazo y gracias por volver.

Ignacio Carcelén dijo...

Hubiera estado bien con el frac, separando los animales, y con disco sonando.

AnnGy Henríquez dijo...

tengo que admitir que quede algo "Loca" con eso de que la luz de las estrellas que ya murieron... tiene algo que me ha gustado *-*
gracias por comentar! un abrazo

Imilce dijo...

Es cierto, de todo se casa uno...

Un beso

.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...